CON SPRAY.

La primera precaución que hay que tener es el sitio donde vamos a aplicar el aerosol, el spray genera una niebla muy fina que podría manchar objetos bastante lejos de la zona de aplicación, si no tenemos cuidado. Si se hace en exterior, tener ciudado de que no haya nada cerca que no queramos pintar. Evita días de mucho viento. Si se hace en un interior, protege escrupulosamente los alrededores de la zona donde vayamos a pintar. Conviene que el sitio esté bien ventilado, pero sin corrientes de aire.

Agitar energicamente el envase, ya que los componentes mas pesados de la pintura se depositan en el fondo. Realizar el proceso durante al menos tres minutos. No aplicar el spray directamente sobre la pieza que vayamos a pintar, empezar a aplicar el producto antes de que comience la pieza a pintar, siempre en posición verticall o ligeramente inclinada.

Aplicar el producto entre 25-30 cm de la pieza a pintar, el movimiento debe ser lo constante. Nos debemos parecer lo más posible a un robot. Aplicar en capas finas, respetando el tiempo de secado entre manos. No aplicar mas capa de la necesaria.

Una vez acabado el trabajo, invertir el aerosol y pulsar el dosificador hasta que sólo salga gas. Así podrás utilizar el spray en otra ocasión.